Los tres elementos para conseguir la crepa perfecta: la masa, el sartén y la temperatura




La palabra “crepa” proviene del latín “crispus” que significa crespa, el origen data de la época del medievo, en la zona de Bretaña en Francia. En aquellos tiempo se elaboraba una especie de torta de consistencia crepitante, preparada con harina de trigo de sarraceno. Para elaborarlas se esparcía la masa sobre piedras que se habían calentado a fuego vivo con antelación. Con el correr del tiempo, fue transformándose en una comida recurrente entre los agricultores, atribuyendo este hecho a la simpleza de su realización.


Actualmente, podemos encontrar sobre todo en Francia las crepas y las galettes dependiendo de la harina que se utiliza. Para las crepas se utiliza harina de trigo, huevos leche, azúcar y en ocasiones algún licor; para las galettes se utiliza harina de sarraceno, agua y sal. Como puedes darte cuenta la galette se consume como un plato salado, mientras las crepas se utilizan en una preparación dulce.


Hoy en día podemos encontrar las crepas son un alimento muy popular y aplaudido, ya que es la envoltura perfecta para muchos ingredientes, ya sean dulces o salados, la creatividad es el límite. En México las crepas más populares son las rellenas de cajeta espolvoreadas con nueces picadas.






¿Cómo conseguir la crepa perfecta?

En casa también podemos lanzarnos y preparar unas deliciosas crepas... No te agobies es muy sencillo, solo no pierdas de vista tres elementos: la masa, el sartén y la temperatura, te dejo algunos tips que te ayudarán a conseguir la crepa perfecta:

  1. Los ingredientes básicos son: harina, leche y agua; el huevo se añade para dar cuerpo a la masa, se puede agregar algún licor, chispas de chocolate, chocolate, fruta, etc.

  2. La masa debe ser suave, no debemos batir en exceso, solamente debemos asegurarnos de no tener grumos.

  3. Toma en cuenta que el tipo de harina, el tamaño de los huevos puede cambiar la textura de la masa.

  4. Rectifica la cantidad de líquido, la masa debe ser como una crema líquida.

  5. Se recomienda dejar reposar la masa aproximadamente dos horas, así gana elasticidad lo que permite extenderse mejor en el sartén.

  6. Utiliza un sartén entre 12- 15 cm de diámetro, de esta manera es más fácil dar la vuelta sin que se rompan.

  7. Utiliza un sartén con los bordes redondeados, así podrás despegar la crepa de los bordes utilizando una espátula

  8. Engrasa el sartén con mantequilla o aceite (poca cantidad) Reparte por toda la superficie.

  9. Cocina a fuego medio- bajo.

  10. Si notas que el sartén está muy caliente, solo retira del fuego y continúa la cocción

  11. Para darles la vuelta, espera a que la parte de arriba se seque volviéndose opaca y se formen burbujas de aire por la parte inferior.

  12. Rellena con tu ingrediente favorito.

Para conservar las crepas en buen estado y disfrutarlas más tarde:

  • En el refrigerador: Una vez que estén completamente frías, pon una encima de otra, y envuelve con plástico film.

  • En el congelador: Se pueden conservar hasta 8 semanas, en este caso pon entre cada crea un pedazo de papel para hornear. Guardalas en un bolsa para congelar.

Ahora si ya no tienes pretexto... ¡A disfrutar!


Comparteme si tienes algún otro tip para hacer crepas en casa. Déjame tus comentarios o preguntas.




47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo