Alimentos Kilometro 0.

En repetidas ocasiones hemos escuchado frases: consume productos de la región o consume lo que el país produce. ¿Alguna vez nos hemos detenido a reflexionar qué es lo que guarda esta invitación?



En las últimas décadas ha surgido un movimiento internacional que propone el consumo de alimentos “Kilómetro 0” adquirir productos cuya materia prima proceda de un radio inferior a 100 kilometros respecto al consumidor. El término de alimentos de “Kilómetro 0” tiene su origen Estados Unidos en los años 70 y llegó a Europa a finales de los años ochenta, de la mano de Carlo Petrini (creador del movimiento Slow Food), quien abogaba por el consumo y forma de cocina propia de cada región. Esta propuesta consiste en comprar alimentos que se producen lo más cerca de donde se vive.


Este movimiento no es una imposición para que como consumidores tengamos una dieta limitada o acceso a un menor numero de productos, es un ejercicio que nos permite conocer el origen de los alimentos y tomar consciencia que es mejor consumir productos locales por los múltiples beneficios.

1.- Salud: Estos alimentos no necesitan conservadores, ni ser congelados o pasar por algún proceso que les permita conservarse durante algún tiempo. Al ser productos frescos como frutas, hortalizas, verduras o legumbres, podremos estar seguros de que no llevan azúcares, colorantes, grasas o cualquier otro elemento nocivo para la salud.


2.- Economía local: Seamos consumidores responsables y comprometidos con nuestra comunidad. El comprar productos de la región implica un acto de responsabilidad para que los productores de la localidad puedan trabajar y vivir de forma digna. Al comprometerse con la comunidad en que vivimos, la dinamizamos económicamente, ayudamos a que subsistan los mercados y pequeños comercios, además de que contribuimos a que la gastronomía tradicional perdure y, con ella, una riqueza de sabores ligados a la tierra donde se producen.


3.- Medio ambiente: Los alimentos de Kilometro 0 reducen las emisiones de CO2, además de que no necesitarán envases de plásticos para ser transportados.



 

Como consumidores tenemos cierta responsabilidad con nuestro entorno y el

consumo local reúne una serie de características que nos hace parte de

una comunidad más integra y responsable.

 

59 visualizaciones0 comentarios